11.2 C
London
martes, septiembre 28, 2021

Periodistas estadounidenses dicen que la democracia y el estado de derecho de México avanzan lentamente

La cobertura de los medios de Estados Unidos sobre México, el sistema de justicia penal mexicano y la violencia en la región del Bajío fueron algunos de los temas discutidos en una animada sesión de preguntas y respuestas al final de una charla en línea que dieron el domingo dos periodistas con sede en Estados Unidos.

Alfredo Corchado, corresponsal fronterizo de Las noticias matutinas de Dallas, y el periodista independiente Sam Quiñones compartieron sus puntos de vista sobre México en un evento virtual organizado por la Sala Literaria San Miguel. Ambos han tenido una amplia experiencia al sur de la frontera de Estados Unidos.

Un asistente preguntó a los periodistas si creían que la cobertura de los medios estadounidenses sobre México les brindaba a los lectores, oyentes y espectadores en Estados Unidos una imagen precisa de lo que está sucediendo al sur de la frontera.

“Nuestra cobertura con demasiada frecuencia es impulsada por crisis”, respondió Corchado. “Donde sea que esté la última crisis, eso es en lo que nos enfocamos, y eso lleva a una sociedad estadounidense muy desinformada”.

Otro asistente quiso saber si México es más peligroso para los periodistas hoy que hace 15 años.

“Absolutamente cierto, especialmente para nuestros colegas mexicanos”, comentó Corchado.

“México hoy es uno de los países más peligrosos para ejercer el periodismo … especialmente para los colegas mexicanos porque no tienen el privilegio de tener un pasaporte estadounidense o de poder decir que soy ciudadano estadounidense”, dijo.

“… He conocido a demasiados periodistas, demasiados colegas, que han peleado la batalla final y han muerto cubriendo una historia”, dijo Corchado, recordando que ha estado sucediendo desde la administración 1994-2000 de Ernesto Zedillo pero empeoró mucho bajo Felipe Calderón en 2006 a 2012, la administración de Peña Nieto y ahora bajo el presidente López Obrador.

Corchado y Quiñones también ofrecieron opiniones sobre el sistema de justicia penal de México en respuesta a una pregunta de un asistente que opinó que no está funcionando.

“La impunidad es algo así como el 98% en el país, y es una cifra que realmente no ha cambiado en las últimas dos décadas”, dijo Corchado.

“… A pesar de eso, hay partes de la sociedad que siguen siendo más fuertes. El hecho de que haya alternancia en el poder, en el gobierno, es una buena señal. El hecho de que tengas más empresas de medios independientes [and journalists], eso es una buena señal. Puede que a veces te vuelva cínico, pero veo un progreso lento, lento ”, dijo.

Sam Quiñones
Sobre la violenta región del Bajío, el periodista Sam Quiñones destacó la interesante ‘convivencia’ de importantes inversiones empresariales y fuerzas del crimen organizado.

Quiñones señaló que “México se ha comprometido a adoptar el tipo de sistema de juicios que tenemos en Estados Unidos, que es juicio abierto [and] interrogatorio de testigos “.

La implementación de un sistema de este tipo, dijo, es “un enorme paso adelante por encima de lo que solían tener, que era solo un profundo abismo de barro; nunca se sabe lo que está sucediendo allí”.

Sin embargo, Quiñones lamentó que solo unos pocos estados hayan implementado el nuevo sistema de justicia de manera significativa.

También dijo que el sistema carcelario en la ciudad fronteriza de Ciudad Juárez, que ha visitado en muchas ocasiones, es mucho mejor hoy que en años pasados.

“La cárcel solía estar a cargo de los presos, y solían tener pequeñas tiendas y sus emblemas pintados por todas partes, y las pandillas dirigían la cárcel; y ahora ese no es el caso, todo el mundo está realmente controlado ”, dijo Quiñones.

Un asistente, residente a tiempo parcial de San Miguel de Allende, dijo que había escuchado que estaban sucediendo “cosas malas” en el Bajío, una región que incluye partes de varios estados, incluidos Guanajuato, Querétaro y Jalisco, y quería saber cuáles eran las ramificaciones. eran para gente corriente.

“Da mucho miedo cuando miras los números y de repente es un lugar como Celaya [Guanajuato] que lidera al país en asesinatos y violencia. Como alguien que estaba tan concentrado en Ciudad Juárez y Nuevo Laredo, nunca imaginé que estos lugares del Bajío se volverían tan violentos ”, dijo Corchado.

“… Ha habido mucho rechazo por parte de la comunidad empresarial, tratando de presionar a los Estados Unidos, tratando de presionar a México para proteger sus inversiones porque están en gran riesgo”, dijo.

“Lo que me interesa es cómo se tiene la coexistencia de estas dos cosas”, dijo Quiñones. “Tienes este desenfrenado crimen organizado y violencia por un lado y luego, por otro lado, tienes en esa región operaciones de economía global muy… modernas, de primera línea que funcionan al mismo tiempo: automóviles, principalmente, y un variedad de otras cosas como esa. Es como una competencia para ver quién … ganará, las fuerzas económicas o las fuerzas del crimen organizado ”.

“Este es el tipo de cosas en las que AMLO realmente necesita concentrarse”, dijo, refiriéndose al presidente López Obrador por su apodo. “Este tipo de cosas y el sistema de prueba, que un presidente puede impulsar con bastante eficacia”.

Al discutir la violencia en México en comparación con la de Estados Unidos, los periodistas y asistentes coincidieron en que en el primero, gran parte es entre grupos criminales, mientras que los ataques aleatorios son más comunes en el segundo.

“… Cuando la gente me pregunta, ‘¿Vivirías en México?’ También tomo en consideración lo que está sucediendo en Estados Unidos, el hecho de que puedes ir de compras … y tener un loco que viene y te mata solo porque eres mexicano ”, dijo Corchado, refiriéndose a la masacre de 2019 en un Walmart en El Paso, Texas.

“No estoy tratando de decir una [country] es mejor que el otro, pero te ayuda a poner las cosas en perspectiva ”, dijo.

En una nota más ligera, Quiñones le dio un consejo a una residente de Puerto Vallarta a tiempo parcial que le preguntó cómo podría integrarse mejor en la comunidad local y hacer amigos mexicanos. Aprender español es lo más importante, dijo antes de recomendar telenovelas y la música de Los Tigres del Norte como herramientas de aprendizaje.

En las telenovelas se habla un español muy claro, dijo Quiñones, mientras que Los Tigres, un norteño grupo musical, son los “cronistas premium de la inmigración mexicana” con canciones “impregnadas de machismo y melodrama”.

Inicie conversaciones con mexicanos hablando de televisión y música en lugar de política, aconsejó el periodista.

Diario de noticias de México

Últimas noticias
Noticias relacionadas

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here