12.5 C
London
lunes, septiembre 27, 2021

Emprendedor puebla encuentra el sueño mexicano fabricando chips de maíz

Un joven emprendedor ha encontrado el sueño mexicano luego de que la nostalgia lo obligara a abandonar la búsqueda de la versión estadounidense y regresar a casa desde Estados Unidos.

Hoy, Leobardo Téllez Pérez vende 20,000 bolsas de chips de maíz al mes en Puebla y Ciudad de México.

Como estudiante de la Universidad Tecnológica de Huejotzingo había planeado un proyecto de conejo pero no funcionó por falta de financiamiento. Frente a la escasez de oportunidades laborales después de graduarse, decidió emigrar a los Estados Unidos.

“Me fui porque tenía una familia y ellos son mi responsabilidad”, dijo al diario Excélsior.

Téllez, ahora de 28 años, lavó platos y construyó arrecifes artificiales en Filadelfia para mantener a sus hermanos desde lejos, pero su experiencia estuvo lejos de ser satisfactoria.

“Extrañaba la comunidad, el trabajo en el campo, la familia. Estás solo la mayor parte del tiempo [in the United States]. “

Luego de dos años y cuatro meses, Téllez decidió que era hora de regresar a su hogar en el poblado poblano de San Mateo Ozolco, ubicado en las faldas de los volcanes Popocatépetl e Iztaccíhuatl.

Allí, durante generaciones, su familia se ha dedicado al cultivo de maíz, particularmente la variedad “azul”, también conocida como maíz Hopi.

“Regresé porque amo los campos, pero es difícil ganarse la vida con ellos”, recordó.

Pero junto con varios socios, Téllez descubrió una manera de agregar valor al cultivo básico de su comunidad: hicieron tostadas y totoposo chips de maíz.

Además de su color marcadamente diferente, el maíz azul tiene varias ventajas nutricionales sobre otras variedades. Contiene un 20% más de proteína, tiene un índice glucémico más bajo y es una fuente de proteína más completa, con un sabor más dulce y a nueces.

“Los hablantes de náhuatl tenemos muchas tradiciones, y la cosecha de maíz azul es una de ellas”, dijo Téllez, quien con su producto quiere promover esas tradiciones, junto con el trabajo agrícola de su comunidad.

Cinco años después de regresar de Estados Unidos, la marca Mazolco de Téllez emplea a 10 personas y produce 20,000 bolsas de tostadas y totopos de maíz azul por mes. Su producto se distribuye actualmente en la Ciudad de México y la ciudad poblana de Cholula, pero tiene la mirada puesta en la ciudad de Nueva York.

“Hemos enviado muestras a Nueva York, pero todavía hay algunos requisitos que debemos cumplir. La situación es complicada porque necesitamos dinero, que ahora mismo no tenemos ”, dijo.

El proyecto de Téllez, que promueve el autoempleo entre las familias campesinas locales, ha sido reconocido por la Universidad del Valle de México (UVM) con un premio de desarrollo social.

“Tengo parientes, amigos, vecinos que viven en Estados Unidos y no sabemos qué les va a pasar. Sé que son buenos en lo que hacen, son restauradores, chefs, pero les cuesta encontrar trabajo aquí en México ”, dijo Téllez.

Sin embargo, tal vez su negocio le ayude.

“Si los hacen regresar encontraremos la manera de hacerlos parte de la comunidad a través de Mazolco”, declaró.

Filadelfia era un destino popular hace 10 años para muchos residentes de la comunidad de San Mateo Ozolco de Téllez, según Wikipedia. El barrio donde muchos se asentaron se conoció como Puebladelfia.

Fuente: Excélsior (sp)

Últimas noticias
Noticias relacionadas

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here