16.7 C
London
sábado, julio 24, 2021

El retraso de la extradición es una respuesta para que México apoye a Palestina: funcionario israelí

- Advertisement -spot_imgspot_img
- Advertisement -spot_imgspot_img

Una solicitud a Israel de extradición de un exfuncionario acusado de comprometer la investigación de la desaparición de 43 estudiantes en Guerrero en 2014 se está retrasando como castigo por el apoyo de México a Palestina, dice un alto funcionario israelí.

México ha solicitado la extradición de Tomás Zerón, titular de la extinta Agencia de Investigación Criminal durante el gobierno 2012-2018 del expresidente Enrique Peña Nieto. Se le acusa de secuestro, tortura y alteración de pruebas en la investigación de la desaparición en septiembre de 2014 de los estudiantes universitarios de profesores rurales de Ayotzinapa, todos los cuales presuntamente fueron asesinados.

Zerón, quien ha vivido en Israel desde septiembre de 2019 y está buscando asilo allí, también está acusado de malversación de recursos públicos por una suma de 50 millones de dólares en un caso separado. Ha negado todos los cargos en su contra, diciendo que tienen motivaciones políticas.

Israel no ha comentado públicamente sobre el caso de Zerón, pero un alto funcionario anónimo que habló con Los New York Times dijo que la solicitud de extradición de México se está retrasando como parte de una estrategia de “diplomacia de ojo por ojo” iniciada por el ex primer ministro Benjamin Netanyahu para penalizar a los países que se oponen a las políticas israelíes.

México ha apoyado las investigaciones de las Naciones Unidas sobre las denuncias de crímenes de guerra cometidos por Israel contra los palestinos. El embajador del país en Israel fue convocado recientemente por el Ministerio de Relaciones Exteriores de Israel para explicar por qué México había votado a favor de una investigación de la ONU sobre presuntas violaciones israelíes del derecho internacional humanitario durante los intensos combates en el Medio Oriente en mayo.

Zerón y el ex fiscal general Jesús Murillo
Zerón y el exfiscal general Jesús Murillo, figuras clave en la investigación de Ayotzinapa.

“¿Por qué ayudaríamos a México?” dijo el alto funcionario que habló con el Veces bajo condición de anonimato. El funcionario también dijo que podría haber mérito en la solicitud de asilo de Zerón en Israel.

“Así como México está castigando a Israel por crímenes que no cometió, dijo el funcionario, puede estar procesando al Sr. Zerón por razones políticas”, dijo el funcionario. Veces dijo el informe.

El viceministro de Gobernación para los Derechos Humanos, Alejandro Encinas, rechazó cualquier alegación de que el caso tuviera motivaciones políticas.

“¿Qué persecución política?” comentó en una entrevista con el Veces. “Hay un video que es público donde este tipo está torturando a alguien y amenazándolo de muerte. Y eso no es una cuestión de especulación o persecución política de nadie “.

México no tiene un tratado de extradición con Israel, pero el ministro de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, dijo a principios de este año que existe “un entendimiento de cooperación y asistencia legal derivado de los acuerdos internacionales que ambos países han firmado”.

“… Ambos países están obligados a actuar como si hubiera un tratado de extradición cuando hay delitos… que van en contra de los derechos humanos”, dijo.

Ebrard dijo que hay una acusación de tortura “bien fundada” contra Zerón e Israel es consciente de ello.

Hay un video en YouTube que muestra al exinvestigador participando en el interrogatorio de un integrante de la pandilla que presuntamente secuestró a los 43 estudiantes y lo amenazó de muerte.

La investigación liderada por Zerón sobre la desaparición de los estudiantes fue desacreditada por un panel de expertos internacionales. Llegaron a la conclusión de que se utilizó la tortura para obtener testimonios, que las pruebas no se manejaron adecuadamente y se ignoraron las pistas prometedoras.

El actual gobierno federal también repudió la llamada “verdad histórica” del gobierno anterior: que los estudiantes fueron interceptados por policías municipales corruptos en Iguala y entregados a una banda criminal local, los Guerreros Unidos, cuyos miembros los mataron, quemaron sus cuerpos en un basurero y esparcieron sus cenizas en un río cercano.

Lanzó una nueva investigación sobre la desaparición de los estudiantes y se espera que presente sus conclusiones en septiembre.

Kate Doyle, directora del Proyecto México en el Archivo de Seguridad Nacional con sede en Washington, dijo al Veces que las familias de los estudiantes desaparecidos -los restos de solo tres han sido encontrados e identificados positivamente- no tendrán respuestas hasta que Zerón pueda ser interrogado por las autoridades.

“Zerón es parte de una conspiración de silencio”, dijo. “Es una conspiración que durante casi siete años ha impedido que 43 familias conozcan hechos reales sobre la desaparición de sus hijos. Y hasta que Zerón sea llamado a rendir cuentas, el silencio persistirá y el destino de los chicos seguirá siendo un misterio ”.

Con informes de El Universal y The New York Times

- Advertisement -spot_imgspot_img
Latest news
- Advertisement -spot_img
Related news
- Advertisement -spot_img

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here